21 | 09 | 2020
Menú principal

Sello Vida Saludable
Aula virtual
Acceso a los cursos
IES La Granja
:



Matemáticas 3º Y 4º E.S.O. Cofinanciación por la Unión Europea
Formulario de acceso

BOLETÍN DE OTOÑO 2009

 
 
BOLETÍN
 
DE
 
OTOÑO
 
2009
 
 
 
 
 
 
 
 
 
I.E.S. LA GRANJA
 
HERAS
 
 
 
Recomendamos:
 
¨       Novedades para jóvenes:
 
El frío modifica la trayectoria de los peces. Ernst Jünger. 
Ed. Grijalbo
 
      El superzorro. Roald Dahl. Ed. Alfaguara
 
     DE VIAJE CON DARWIN. Segundo viaje alrededor del mundo. 
     Patagonia y Tierra de Fuego. Luca Novelli. Ed. Edelvives
 
     DE VIAJE CON DARWIN 2. Segundo viaje alrededor del mundo. 
     Patagonia y Tierra de Fuego. Luca Novelli. Ed. Edelvives
 
     EL AYUDANTE DE DARWIN. Vicente Muñoz Puelles.
     Ed. Algar Joven.
 
 
¨       Novedades para mayores:
 
Venganza tardía. Ernst Jünger. Tusquets Editores
 
El tirachinas. Ernst Jünger. Tusquets Editores
 
La mujer de verde. Arnaldur Indridason. Ed. RBA
 
El reloj de Mr. Darwin. Juan Luis Arsuaga. Ed. Temas de Hoy
 
Aventuras del buen soldado Svejk. Jaroslav Hasek. 
Galaxia Gutenberg
 
El hombre inquieto. Henning Mankell. Tusquets Editores
 
 
Para Wolfram no había diferencia, como apenas la había entre el viaje de los argonautas a la Cólquide y el descenso de Stanley por el Congo. En un sitio u otro, siempre andaba inmerso en sus aventuras, ya se encontrase camino a la escuela o, aún soñoliento, en clase. Leía de noche y tenía fama de dormilón entre los maestros. A veces, éstos también le reconocían momentos de lucidez. Incluso era capaz de sorprenderlos, cuando su mundo entraba en contacto con el de ellos.
Venganza tardía, Ernst Jünger
 






Homenaje a Mario Benedetti que murió el pasado mayo:
 
 
                      ¿Qué les queda a los jóvenes?
¿Qué les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de paciencia y asco?
¿sólo grafitti? ¿rock? ¿escepticismo?
también les queda no decir amén
no dejar que les maten el amor
recuperar el habla y la utopía
ser jóvenes sin prisa y con memoria
situarse en una historia que es la suya
no convertirse en viejos prematuros

¿qué les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de rutina y ruina?
¿cocaína? ¿cerveza? ¿barras bravas?
les queda respirar / abrir los ojos
descubrir las raíces del horror
inventar paz así sea a ponchazos
entenderse con la naturaleza
y con la lluvia y los relámpagos
y con el sentimiento y con la muerte
esa loca de atar y desatar

¿qué les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de consumo y humo?
¿vértigo? ¿asaltos? ¿discotecas?
también les queda discutir con dios
tanto si existe como si no existe
tender manos que ayudan / abrir puertas
entre el corazón propio y el ajeno /
sobre todo les queda hacer futuro
a pesar de los ruines de pasado
y los sabios granujas del presente
 
 
 
CARTA DE UNA PROFESORA A SUS ALUMNOS
 
 
 
Yo os aprecio a todos y a cada uno de vosotros. Creo que toda persona tiene valores que compartir con los demás, que todos sois valiosos, por eso me empeño en que mostréis lo mejor de vosotros mismos. Alguien dijo que no hay malas personas, sino personas equivocadas, por lo tanto, siempre tienen una puerta abierta para rectificar.
 
 
A pesar de mis enfados, y de vuestros errores, sé que, dentro de cinco o diez años, todos, de una u otra manera, habréis encontrado vuestro camino en la vida. El otro día, me contó una amiga que se había encontrado, conduciendo la ambulancia en la que llevaban a su madre, a un antiguo alumno nuestro que, hace varios años, volvía locos a la mitad de sus profes y compañeros…
 
 
Ser profesional requiere una formación, una experiencia, un criterio que un alumno no puede tener todavía porque se está formando. Siempre me planteo cuando os veo si me gustaría para mis hijos el ambiente en el que os educáis. Fijaos si os doy importancia, que pido para vosotros lo mismo que pediría para mis hijos.
 
 
Yo comprendo que estáis en una edad difícil, y que no sois conscientes de los errores que cometéis porque os habéis acostumbrado a este clima. Por eso, necesitáis a alguien que haga de punto de referencia, que os ponga límites en aquellas conductas que os perjudican a vosotros mismos.
 
 
Por eso, mi obligación es enfadarme cuando haga falta. Querer a alguien no es dejarle hacer todo lo que se le antoje, sino mostrarle el camino para sacar lo mejor de sí mismo, y advertirle cuándo se está equivocando.
 
 
Por eso, no es lo mismo que me enfade yo y que os levante la voz, a que lo hagáis vosotros. No porque no tengamos los mismos derechos, sino porque no tenemos la misma responsabilidad ni situación. Mi responsabilidad es llevar yo sola un grupo de muchos adolescentes juntos.
 
 
En la película Love actually, el amor está en todas partes, uno de los protagonistas (Hugh Grant) empieza diciendo que cuando oye hablar de lo mal que va el mundo, le gusta pensar en la puerta de entrada y salida de los aeropuertos. Todo el mundo se abraza, se besa, tiene buenos deseos: padres e hijos, novios y novias, maridos y esposas, amigos… Recuerda que, en los atentados de las Torres Gemelas, las últimas llamadas de las víctimas no fueron de reproche, de odio ni venganza, sino de amor a sus seres queridos. En definitiva, el afecto es lo que mueve al ser humano, lo que más le importa; espero que pensemos todos en ello para poder desarrollar este curso felizmente. Que cada uno intente poner sus mejores deseos y sentimientos en todo aquello que haga, y que no se deje mover por resentimientos o impulsos, sobre todo, cuando sólo sirven para hacer daño, sin más.
 
 
 
ªªªªªªªªªªªªªªªªªª
 
 
 
EL PODER DE LA PALABRA
 
 
 
Un sultán soñó que había perdido todos sus dientes. Después de despertar, mandó llamar a un sabio para que interpretase su sueño.

"¡Qué desgracia, mi señor!", dijo el sabio. "Cada diente caído representa la pérdida de un pariente de Vuestra Majestad."

"¡Qué insolencia! ¿Cómo te atreves a decirme semejante cosa? ¡Fuera de aquí! ¡Castigadle!", gritó el sultán enfurecido.

Más tarde, el sultán consultó a otro sabio y le contó lo que había soñado. Este, después de escuchar al sultán con atención, le dijo:

"¡Excelso señor! Gran felicidad os ha sido reservada. El sueño significa que sobrevivirás a todos tus parientes."

El semblante del sultán se iluminó con una gran sonrisa y ordenó que dieran cien monedas de oro al sabio. Cuando éste salía del palacio, uno de los cortesanos le dijo admirado:

"¡No es posible! La interpretación que habéis hecho de los sueños es la misma que el primer sabio. No entiendo por qué al primero se le pagó con un castigo y a ti con cien monedas de oro."

El segundo sabio respondió:

"Amigo mío, todo depende de la forma en que se dice. Uno de los grandes desafíos de la humanidad es aprender a comunicarse. De la comunicación depende, muchas veces, la felicidad o la desgracia, la paz o la guerra. La verdad puede compararse con una piedra preciosa. Si la lanzamos contra el rostro de alguien, puede herir, pero si la envolvemos en un delicado embalaje y la ofrecemos con ternura, ciertamente será aceptada con agrado."
 
 
Aplícate el cuento, Jaime Soler, M. Mercé Conangla